Universidad Nacional de Ingeniería
Programa de Investigación, Estudios Nacionales y Servicios del Ambiente



Reseña Histórica del Programa de Ingeniería Ambiental de la UNI
(INGAM – PIDMA – CIEMA - PIENSA)


Antecedentes: Desde finales de los años setenta y más aún en los ochenta, Nicaragua sufrió la fuga de muchos profesionales con especialidades y maestrías en diferentes áreas del conocimiento. Una de las instituciones afectadas por esta situación fue el Instituto Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (INAA).

Lo anterior motivó que el INAA, junto con la OPS/OMS, decidiera, en 1984, la preparación de un programa regular de adiestramiento formal para los ingenieros del sector agua y saneamiento, en el marco del Decenio Internacional de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento (DIAPS). Fue así que unieron esfuerzos con la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), para la creación de un Plan de Estudio y la infraestructura necesaria, que permitiera desarrollar el Programa de Maestría en Ingeniería Ambiental (INGAM). Las máximas autoridades impulsoras fueron el Dr. Ottoniel Argüello Herrera (Director INAA), el Dr. Miguel Márquez (Representante OPS/OMS, q.e.p.d.) y el Ing. Juan Sánchez Barquero (Rector UNI).

INGAM (1984-1992): La oficina creada para la apertura del INGAM estuvo a cargo del Máster en Ingeniería Sanitaria Sergio Vado Álvarez, Director del Departamento de Diseño del INAA, quien asumió la dirección de este nuevo programa. También se integró el MSc. Ing. Juan Guillermo Orozco (OPS), como asesor y docente, y la MSc. Ing. Hilma Antonieta Vílchez (q.e.p.d.), nombrada por la UNI como Directora Académica. El programa dependía orgánicamente de la Rectoría UNI.

Entre 1984 y 1985, bajo la coordinación de un consultor de OPS (Ing. De Oliveira) se elaboró el primer Plan de Estudio de la Maestría en Ingeniería Ambiental, que fue aprobado por el CNES en abril de 1985. En este tiempo, también con apoyo de la OPS, se remodeló el área de la UNI asignada para laboratorios y aulas, donde funcionaría el programa. Para entonces se estimó que en el país habría apenas unos diez ingenieros sanitarios, mientras que se requerían al menos cien profesionales con Maestría en este campo, y más ampliamente en Ing. Ambiental, para llevar a cabo las acciones de mejoramiento de las condiciones de vida y de ambiente de la población proyectadas para 1990. De esta forma, se esperaba satisfacer las necesidades de recursos humanos para el sector agua potable y saneamiento de la siguiente década.

En 1986, el Laboratorio de Análisis de Agua de la Escuela de Ingeniería Civil de la UNAN-Managua, con su personal y equipamiento, pasó a depender del INGAM, luego se trasladaron otros equipos, en 1987. Otro gran aporte para la consolidación de este programa, fue el apoyo del gobierno de Holanda, a través de la Universidad Técnica de Delft (TU-Delft), con la donación de modernos laboratorios y asignación de personal calificado en Ingeniería ambiental (PhD. Jurrie Reiding e Ing. Peter Duindam). Esta cooperación se mantuvo hasta 1991.

En 1987 se inició el primer ciclo de la Maestría en Ingeniería Ambiental (MIA), pionera en Nicaragua y en Centroamérica, que se constituyó también como primer programa de Maestría de la UNI. Se inscribieron 20 estudiantes en los cursos propedéuticos y de éstos, se seleccionaron 15 (una mujer y 14 hombres) para cursar la Maestría. Los primeros graduados de esta maestría fueron: Nabyarina Almendarez Leiva y Maritza Obando Salazar (II ciclo, 1988-1989), Yalena Navarro Cajina (III Ciclo, 1989-1990), Mercedes Argüello Herrera (q.e.p.d., I ciclo, 1987-1988), Lionel Wheelock Castellón (V ciclo, 2004-2005) y Denis Peña Solano (I ciclo, 1987-1988).

En sus inicios, el programa de Ingeniería Ambiental contó con docentes nacionales y extranjeros, incluyendo especialistas de Colombia, Ecuador, Perú, Cuba y Brasil, auspiciados por OPS y fondos nacionales (UNI). Entre ellos: Roberto Dávila A., Carlos Valle, Armando Rodríguez, Julio Delgadillo A. (q.e.p.d), Julio Piura L., Sergio Tercero T., Félix Tapia A., Miguel Balladares, Carlos Morales y Victorino Álvarez; César J. Carpio U., Jorge Jaramillo, José Ramón Cruz G., Inge María Beck, Nilda Villacres A., Humberto Montiel P., Antonio Mazariegos D., Juan Guillermo Orozco, Jorge A. Pérez P., Thomas Jackson y José Carlos Solano R.

El personal administrativo inicial estaba integrado por: Gloria Mercedes López y Virginia Gallo. A cargo de los laboratorios estuvieron: Lic. Miguel Ángel Bermúdez G. (q.e.p.d.) y Lic. Francisco A. Ramírez (q.e.p.d.), además del MSc. Lic. Roberto J. Dávila A. (quién también es docente fundador). Posteriormente, en el período de 1986 a 1990, se incorporaron otros trabajadores administrativos (Luzmilda Sánchez y José Luis Canda), además de MSc. Lic. Sagrario Espinal M., MSc. Lic. Oscar Meléndez S., MSc. Ing. Sergio Gámez G. e Ing. Rhino Pompilio Santamaría (q.e.p.d.).
A mediados de los ochenta, la UNI también albergaba al Centro de Investigación y Estudios de la Salud (CIES) adscrito al MINSA. Al moverse el CIES a su propio recinto, dejó oficinas y aulas remodeladas por OPS en la UNI, que fueron asignadas al INGAM. Fue allí que se realizaron los encuentros de tres días completos (jueves, viernes y sábado) para los primeros dos ciclos de Maestría en Ingeniería Ambiental (1987 y 1988) y también para los ciclos III y IV (1989 y 1990) que se desarrollaron en modalidad vespertina de lunes a viernes.

En 1989 se realizó la primera revisión y mejora curricular de la Maestría en Ingeniería Ambiental, con la colaboración de TU-Delft, OPS y Servicio Alemán de Asistencia Técnica y Social (DED). Como producto de esta revisión, se identificó la necesidad de formar profesionales especializados en Ciencias Ambientales, se creó el Programa de Maestría en Ciencias Ambientales – MCA y, además, un plan de estudio más acotado para la Maestría en Ingeniería Ambiental.

En el primer ciclo de la Maestría en Ciencias Ambientales, abierto en 1990, se inscribieron ocho estudiantes (seis mujeres y dos hombres). Los primeros graduados en este programa fueron: Silvia Elena Argüello Gutiérrez (I ciclo, 1990-1991); Lucina Bermúdez García y Ramón Ignacio Cáceres (III ciclo, 1996-1997); Rodolfo Manuel Jaen Serrano, Gloria del Sagrario Espinal Martínez y Roberto José Dávila Altamirano (II Ciclo, 1994-1995).

En los noventa se mantuvo la colaboración alemana con el programa INGAM, destacándose la gestión del Ing. Roland Borchmann (q.e.p.d.) y el Ing. Jurgën Kulke quienes, con apoyo de Swisscontac, el Servicio Alemán de Asistencia Técnica y Social (DED) y el Servicio Internacional de Migraciones (SIM), promo-vieron la creación del Laboratorio de Contamina-ción de Aire, clave para la investigación en ese campo.

En 1991, se realizó el primer cambio de director de INGAM, asumiendo el cargo el MSc. Ing. Carlos Morales Castillo. La rectoría de la UNI dispuso adscribir el Programa a la Facultad de Ingeniería Química y conformar un Consejo de Dirección integrado por el Director de INGAM y otras autoridades de la UNI (Acuerdo de Rectoría No. 106). Luego, en febrero de 1992, la rectoría de la UNI nombró como nuevo director del programa al MSc. Ing. Juan Manuel Muñoz Muñiz y, nueve meses después, el INGAM pasó a denominarse Programa de Investigación y Desarrollo en Medio Ambiente (PIDMA).

Programa de Investigación y Desarrollo en Medio Ambiente (PIDMA, 1992-2002): Entre 1991 y 1993 no se abrieron ciclos de maestría, este fue prácticamente un período de transición y reorganización del programa. Fue hasta 1994 que se logró una matrícula de doce estudiantes para el V ciclo de la Maestría en Ingeniería Ambiental y de trece estudiantes para el II ciclo de Maestría en Ciencias Ambientales. Ambas maestrías continuaron desarrollándose en modalidad presencial, pasando del horario vespertino-nocturno diario, a encuentros de viernes por la noche y sábados durante todo el día. En este período se incorporaron como docentes: MSc. Lic. Lúa Toruño, MSc. Ing. Nabyarina Almendárez L., MSc. Ing. Yalena Navarro, MSc. Lic. Rodolfo Jaen, MSc. Ing. Edouard Jacotín y MSc. Lic. Elda Escobar V.

A finales de 1994, el director del PIDMA (MSc. J. M. Muñoz) presentó una propuesta al Consejo Universitario de la UNI, para que el Programa fuera elevado a la categoría de Centro de Investigación, pero no fue sino hasta seis años después que ésta fue aceptada. En 1996, el PIDMA dejó su vínculo con la Facultad de Ingeniería Química y fue adscrito a la Vicerrectoría de Investigación de la UNI. El MSc. Juan Manuel Muñoz, permaneció como Director del PIDMA hasta 1998, cuando hubo cambio de autoridades en la UNI, nombrándose al MSc. Ing. Sergio Gámez Guerrero, como su sucesor

Bajo la denominación PIDMA (1992-2002) se desarrollaron seis ciclos de la Maestría en Ing. Ambiental y cuatro de la Maestría en Ciencias Ambientales
En septiembre de 2000, mediante Acuerdo de Rectoría UNI N° 190, ratificado por el Consejo Universitario UNI, en sesión extraordinaria N° 11-2000, se creó el Centro de Investigación y Estudios en Medio Ambiente (CIEMA). Este se proyectó como una instancia con relativa autonomía, que integraría los recursos del PIDMA, el Programa de Estudios Ambientales Urbano-Territoriales (PEAUT) y el Proyecto de Cooperación Austríaco conocido como BIOMASA. Sin embargo, el programa comenzó a funcionar como CIEMA hasta el 2002.

Centro de Investigación y Estudios en Medio Ambiente (CIEMA, 2002-2011): En mayo de 2002 se realizaron las primeras elecciones para director del CIEMA, en las que resultó electo el MSc. Ing. Sergio Gámez Guerrero. Durante su gestión se consolidó el propósito, misión, visión y objetivos del CIEMA. En 2006, el MSc. Gámez fue re-electo Director para un período de cuatro años más.

Entre 2008 y 2010 se realizó proceso de autoevaluación del Programa de Maestría en Ciencias Ambientales, utilizando la guía, pautas e indicadores de calidad de la Agencia Centroamericana de Acreditación de Posgrado (ACAP). A partir de los hallazgos se elaboró un plan de mejora para ejecutarse en los siguientes tres años (2011-2013).

En mayo 2010, se realizaron elecciones en la UNI, resultando electa como directora del CIEMA la MSc. Ing. Nabyarina Almendárez L., quien posteriormente renunció al cargo en 2011. Fue a inicios de ese año cuando, nuevamente por mandato del Consejo Universitario de la UNI y considerando la drástica reducción de la cooperación para la investigación en el país, el programa sufrió otro cambio de nombre, pasando a denominarse Programa de Investigación, Estudios Nacionales y Servicios del Ambiente (PIENSA) (Acuerdo N° 4, Acta 02-2011).

Programa de Investigación, Estudios Nacionales y Servicios del Ambiente (PIENSA, 2011 en adelante): Este nuevo proceso de cambio de nombre y atribuciones, requirió una vez más del compromiso y sobre-esfuerzo de los académicos y trabajadores administrativos del programa, para lograr la captación de estudiantes y mantener la imagen / prestigio del mismo.

Entre 2011 y 2013, la MSc. Sagrario Espinal, Secretaria Académica del programa, asumió la administración del mismo por delegación del Consejo Universitario de la UNI, hasta que, en 2013, la rectoría UNI nombró Directora del PIENSA a la MSc. Larisa Korsak, para el período actual.

Entre 2013 y 2015 se desarrollaron, casi en paralelo, dos procesos académicos esenciales para el PIENSA:
• La mejora y actualización curricular del Plan de Estudio de las Maestrías del PIENSA, con la cual se obtuvo el diseño curricular de una sola maestría (Maestría en Ciencias Ambientales) con dos menciones (Ingeniería Ambiental y Gestión Ambiental).
• El desarrollo y culminación del proceso de autoevaluación de la Maestría en Ingeniería Ambiental, con la correspondiente elaboración, validación y ejecución de un plan de mejora para el período 2015-2018.

Actualmente se ejecutan también proyectos de investigación y extensión, pero éstos serán descritos en otros artículos más específicos. Se concluye esta reseña, agradeciendo a todos los que contribuyeron a lo que hoy se denomina PIENSA, y especialmente a quienes suministraron la información necesaria para esta reseña: MSc. Roberto J. Dávila A., MSc. Miguel Balladares A., MSc. Sagrario Espinal M., MSc. Sergio R. Gámez G. y Sra. Gloria Mercedes López. Editoras: MSc. Elda H. Escobar y MSc. Luz Violeta Molina G.